Desde la década de los 80’s el aumento del consumo de heroína y cocaína han producido culturas específicas de consumidores. Por ende, desde las coyunturas políticas hasta los programas de atención de salud, es muy distinto hablar de heroinómanos de Europa Occidental comparativamente a la realidad de México u otros países de América Latina